Facebook en Cuba: ¿fruto prohibido?

Por Luis Ernesto Ruiz Martínez. Los amantes de la psicología disfrutamos una y otra vez los textos en que se aborda el polémico tema recogido en la literatura como “fruto prohibido”. Algo más o menos así es Facebook en esta isla del Caribe, un sitio de internet del que muchos hablan y pocos conocen. Mientras más se prohíbe su consulta, más se desea visitarlo.

Una fuente consultada recientemente señala al referirse al tema: “prohibir no es otra cosa que vedar, establecer un impedimento a determinada acción. Por lo general, la reflexión frente a lo prohibido es escasa. Algunos lo aceptan sin más y se someten a ello, otros se instalan en posiciones que comportan franca resistencia. Pero muy pocos se detienen a pensar en lo que significa”.

La apetencia por probar ese fruto prohibido es casi un espejismo, al menos en Cuba. Una reciente emisión del popular programa Pasaje a lo desconocido de la Televisión Cubana ha demostrado lo que todos sabemos. Entrevistas realizadas en la calle confirman que es ínfima la cifra de cubanos y cubanas que saben “lo que es” y “para qué sirve” el famoso portal de internet.

En algunos lugares se prohíbe el acceso, mientras en otros regulan horarios o frecuencia pero abren la llave. No existe un solo escenario en Cuba en el que facebook (junto a otras redes sociales) no genere la reacción inmediata de los administradores de red o los que por encima de ellos “cortan el bacalao” (léase deciden sobre otros). Lo cierto es que el programa no le hizo mucho favor al sitio. En cambio le puede haber dado a algunos la confirmación de que “eso es malo, así que lo mejor es prohibir que ENTREN”.

Por una razón o por otra somos muy pocos (estadísticamente hablando) los que intentamos hacer entender que Facebook, las redes sociales, los blogs e internet no son el enemigo. Es muy cierto que implican riesgos, pero el solo hecho de vivir trae consigo asumirlos.

Tal vez el camino ganado sea parcialmente regresado atrás después de estos programas sobre Facebook, pero espero que los que ya se afilan los dientes para mordernos en nuestras redes informáticas se tomen un minuto para procesar las ventajas que aportan las redes sociales. Ojalá el mensaje que quede en semejantes “decisores” sea el que “la tecnología por sí sola ni es buena ni mala, depende del uso que le demos”.

Yo quiero confiar en que Facebook sea valorado como lo que es: un sitio de internet que tiene ventajas y desventajas. Ojalá no se empleen los argumentos del documental y los debates de Taladrid con sus invitados para que cunda el pánico. De ser así se reforzará el criterio de que Facebook en Cuba “es un fruto prohibido y por tanto hay que ver que tiene de malo esto que nos impiden ver”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s