Paradoja mediática: ¿Contra el bloqueo y a favor de sus pretextos?

agresion-imperialista2El pasado 30 de octubre, la Asamblea General de Naciones Unidas, por vigésimo segunda vez, condenó el bloqueo de EEUU a Cuba casi por unanimidad -188 votos contra 2- (1).

A pesar de la contundencia de esta resolución apoyada por toda la Comunidad Internacional, los grandes medios apenas han recogido la noticia. Haciendo un repaso a los españoles, por ejemplo, comprobamos que ni los diarios El Mundo y ABC, ni los canales de televisión Telecinco, Antena 3 y La Sexta, mencionaban el asunto.

Tampoco el diario El País, cuya última noticia sobre Cuba era la referida a la entrevista de la líder de las Damas de Blanco Berta Soler con el Vicepresidente de EEUU Joe Biden, en la que aquella le pedía –curiosamente- no levantar el bloqueo a Cuba (2). Las declaraciones más extremistas de Soler, que se ha declarado admiradora de la dictadura de Fulgencio Batista, a la que calificó como “joya de oro” (3), son convenientemente silenciadas por El País y el resto de grandes medios internacionales: “Lo que espero (del Gobierno de Obama) es que tenga mano dura, mano dura con el régimen castrista. Que no esté cediendo, que no ande flexibilizando porque (aquél) no da nada a cambio. Que el Gobierno de EEUU mantenga el embargo para el Gobierno cubano (sic)”, decía en declaraciones recientes (4).

El mismo día en que el bloqueo era condenado en la ONU, varios diarios trataban de tapar la noticia con otra: la visita de tres “disidentes” cubanos (5) a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, órgano de la OEA acusado por varios gobiernos latinoamericanos de estar plegado a los intereses de Washington (6). Dichos “disidentes” llegaron acompañados por Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart, representantes de la ultraderecha cubanoamericana en el Congreso de EEUU, es decir, el lobby que presiona para mantener y reforzar el bloqueo a la Isla. Uno de los citados “disidentes” -Luis García Pérez, más conocido como Antúnez- en la citada audiencia llegó a acusar al Gobierno de Cuba de “asesinar a opositores”, mediante “muertes clínicamente inducidas”. Pero, a pesar de este tipo de disparates y de su vínculo con los políticos norteamericanos que defienden la intervención militar en la Isla, no pocos medios presentaban a estas personas, en la noticia, como “defensores de los derechos humanos en Cuba” (7).

Semanas atrás, otro de estos “defensores de los derechos humanos”, Guillermo Fariñas, participaba en Miami en un acto político con Luis Posada Carriles, posiblemente la persona con más víctimas mortales cubanas a sus espaldas (8). Berta Soler, hacía lo propio con miembros del grupo paramilitar Alpha 66, autor de numerosos atentados mortales en Cuba (9). Antúnez visitaba la sede en Miami de la Brigada 2506, que agrupa a los mercenarios que trataron de invadir Cuba en 1961 por Bahía de Cochinos (10).

Yoani Sánchez, por su parte, participaba en actos de la Fundación Nacional Cubanoamericana, financiadora de los principales atentados terroristas en instalaciones turísticas de la Isla durante los años 90 (11). Y era condecorada por el Consejo por la Libertad de Cuba, una de las organizaciones que más trabajo de lobby a favor del bloqueo realiza en Washington. No en vano Yoani Sánchez rechazaba un levantamiento del bloqueo a Cuba “sin condiciones”. En TV Martí, canal televisivo propiedad del Gobierno de EEUU, decía: “No estoy de acuerdo, claro está que habrá que poner condiciones, y sobre todo creo que es un proceso largo de debate el que debe existir previamente” (12).

Por supuesto, ninguna de estas personas sufre en lo más mínimo el bloqueo que EEUU impone a la población cubana. No solo reciben importantes sumas de dinero del Gobierno de Washington, a través de agencias como la USAID, la NED o de organizaciones de Miami que, a su vez, acceden a fondos públicos (13). Además, son eximidos de las sanciones y prohibiciones que impone el bloqueo. Un ejemplo: el servicio de ingresos de donaciones por Internet PayPal, de la empresa estadounidense eBay, impide cualquier ingreso destinado a Cuba. Recientemente, PayPal anulaba la campaña para financiar la gira por Cuba del grupo de rock alemán Cor, que había sido invitado por el grupo cubano de heavy metal Tendencia (14). La bloguera Yoani Sánchez, sin embargo, a pesar de residir en Cuba, tiene plenamente operativo en su blog el servicio de abonos PayPal (15), algo que ella misma solicitó personalmente –como fue revelado por Wikileaks- a la subsecretaria de Estado para América Latina, Bisa Williams (16).

Los medios tendrían en el bloqueo de EEUU a Cuba un verdadero filón de noticias y reportajes, sobre los miles de casos de familias afectadas. Un solo ejemplo de este año: decenas de niñas y niños sufrieron cirugías toráxicas que pudieron ser evitadas si el Cardiocentro Pediátrico William Soler de La Habana hubiera podido adquirir el dispositivo Amplatzer, de patente estadounidense (17). Por la misma razón, en este mismo centro de salud, 102 niñas y niños operados, con hipertensión pulmonar, no pudieron ser tratados con gas óxido nítrico. Ninguno de estos menores interesó a los medios, algunos de los cuales –por cierto- cuentan con corresponsales acreditados en La Habana.

Es la enorme paradoja de los grandes medios: la de dar a entender que sí, que el bloqueo a Cuba –por sentido humano- debe ser levantado, pero a la vez presentar y amparar como “defensores de los derechos humanos” a quienes lo alientan dentro y fuera de la Isla.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s