Un vistazo a la historia

festival-de-la-juventud-sudafricaAún podían sentirse los ecos de la Segunda Guerra Mundial, ese suceso bélico que costó tantas vidas humanas y daños materiales, cuando la Federación Mundial de las Juventudes Democráticas (FMJD) y la Unión Internacional de los Estudiantes (UIE) convocaron a lo que se convertiría en el principal evento de la juventud progresista y antiimperialista del mundo.

Con tales precedentes, no fue de extrañar que desde su primera edición realizada en 1947 en Praga, Checoslovaquia, el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes tuviera un marcado carácter antibelicista, orientado al mismo tiempo hacia debates políticos con tendencia izquierdista.

Al inicial le sucedieron otros seis que mantuvieron una periodicidad (cada dos años) y se desarrollaron en las ciudades de Budapest, Berlín, Bucarest, Varsovia, Moscú y Viena, en ese orden. Con excepción de la última, el resto  de las urbes escogidas eran de estados socialistas, justamente en el contexto en que se materializaba la política de Guerra Fría.

Hasta ese momento, solo en Moscú se superaron las expectativas en cuanto al número de participantes, hasta allá viajaron 34 mil jóvenes de 131 países.

Un poco más espaciadas llegaron otras citas, hasta la decimotercera celebrada en 1989, en Pyongyang, República Popular Democrática de Corea, primera nación asiática en acoger el evento, etapa en la que el festival se interrumpió por un lapso de ocho meses debido a la desintegración del bloque socialista.

Después de aquel duro revés, muchos creyeron que desaparecería, pero no fue así, al retomarlo, los jóvenes regresaron con más fuerza. Nuevas concepciones surgieron y se sumaron a los anhelos de esas muchachas y muchachos, a las viejas aspiraciones se incluían ideas de amistad, solidaridad, transformaciones sociales y desarrollo.

Cuba, Argelia y Venezuela fueron las últimas sedes en un recuento que ya asciende a 18 ediciones, y logró propagarse hacia casi todas las partes del mundo: 11 en Europa, 3 en América Latina, 2 en África y uno en Asia, repitiendo dos veces la experiencia las ciudades de Berlín, La Habana y Moscú.

Este año el festival vuelve a tierras americanas, en Quito, capital ecuatoriana, lo que constituye un reconocimiento para uno de los nuevos modelos de desarrollo con inclusión en América Latina. Allí, por decimoctava ocasión, la cita se transformará en una tribuna mundial del movimiento juvenil antiimperialista, un espacio que también unirá sueños, compartirá ideas, experiencias y afanes, y concertará acciones y estrategias que permitan continuar avanzando en pos de la victoria de los pueblos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s