Los negros y el régimen político en Cuba

Mañana 20 de noviembre el espacio de la AHS Dialogar dialogar, conducido por Elier Ramírez Cañedoacogerá un debate sobre la problemática racial en Cuba en el que uno de los ponentes será el Doctor Esteban Morales, del que reproducimos este texto relacionado con ese tema. 

Hay negros y mestizos en Cuba, que defienden la tesis de que un cambio de régimen político resulta necesario para mejorar la situación de este sector, no blanco de nuestra población,  ante las dificultades  de estereotipos, discriminación y  racismo que aun arrastramos.

Los negros y mestizos, durante más de tres siglos, sufrieron el embate de los estereotipos raciales, la discriminación y el racismo. Ningún gobierno republicano, salvo el gesto demagógico de Fulgencio Batista de darle espacio en las fuerzas armadas, hizo absolutamente nada por ellos. Y no es porque ignoraran la existencia del problema, pues Carlos Prío Socarrás, durante su campaña presidencial, hizo un discurso en el club Atenas, en el que se  adueño de la causa de los negros, para al final, no hacer nada tampoco.

Los negros y mestizos, antes de la llamada guerrita de 1912, esperaban pacientemente, que las campañas presidenciales en Cuba, trajeran aparejada alguna mejoría de su situación. Pero a pesar de que desde esa época ya representaban más del 30% de los votantes potenciales en la isla, nunca ocurría nada y terminadas  las campañas, como he dicho tantas veces, todos volvían al “cuarto de desahogo”.

Solo la Revolución Cubana, a partir de 1959, comenzó a preocuparse por los negros y mestizos en Cuba y por los pobres en general.

Escuchar decir, que un cambio del régimen político actual beneficiaria a los negros y mestizos, lo único que produce es “lástima” hacia los negros que dicen semejante barbaridad histórica.

¿Qué significaría hablar de un cambio de régimen político en la Cuba actual? Entre otras cosas, ¿qué los que esperan en Miami retornaran a tomar poder en Cuba, trayendo nuevamente el racismo que dominó en la Isla antes de 159 y que ahora allá practican abiertamente en el enclave miamense? Contra lo cual, hasta el intelectual negro Carlos Moore, partidario y promotor de la tesis del cambio de régimen, se ha proyectado tantas veces. Haciendo del negro mencionado un enemigo acérrimo de los blancos de Miami. Porque los sabe, en su inmensa mayoría, unos consumados racistas.

¿En qué lugar de este hemisferio, incluyendo a los Estados Unidos, que cuenta con la clase media negra más poderosa, los negros están mejor, respecto a sus históricas reivindicaciones  que en  la Cuba actual?

¿Dónde está el paradigma, en el mundo de hoy, que justificaría decir que los negros en Cuba, si cambiara el actual régimen político de la Isla, pudieran estar mejor? ¿Cuándo los negros en Cuba, tuvieron derecho a empleos, iguales salarios, educación y salud gratuitas, para solo mencionar algunas de las cosas alcanzadas por ellos? ¿En  qué lugar del mundo actual, eso es una realidad masiva para los no blancos?

Es cierto que el régimen político en Cuba tiene aún muchas imperfecciones, que la riqueza no está todavía distribuida como aspiramos, que las posibilidades para acceder a las oportunidades no son aún iguales para negros y blancos; véase mi reciente artículo enHavana Times. Asuntos que son precisamente los que hacen que digamos que la discriminación y el racismo existentes aún en Cuba no sean simplemente lastres históricos, sino resultados de esas imperfecciones que todavía  la sociedad cubana no ha logrado resolver. Eso es una cosa y otra es creer que tales imperfecciones se solucionarían renunciando al socialismo, que a pesar de sus dificultades, ha sido el único que ha logrado para los negros en Cuba, lo que nadie, masivamente, en ninguna parte del mundo, ha podido lograr aún. Luego de lo que se trata es de mejorar y profundizar el régimen con el que hemos mejorado nuestra situación social y no de eliminarlo. Lo contario sería consuelo de tontos.

Obsérvese la lucha de los casi 140 millones de afrodescendientes regados por América Latina. Para todos, los logros que hemos mencionado,  son metas a alcanzar todavía, asuntos que ya Cuba ha resuelto y que únicamente  lucha por preservar y desarrollar.

Para estos que denominamos muchas veces, “una derecha racial”, en  su  supuesta lucha contra el racismo en Cuba, lo que ellos sostienen, no es más que una “careta”, detrás de la cual ocultan sus verdaderos objetivos, que no son más que mover el tema de la racialidad en la Isla, como parte de la campaña política subversiva de “cambio de régimen”, que defiende la actual  política de Estados Unidos contra Cuba. Por lo cual estos negros de que hablamos, no son, en realidad,  luchadores contra el racismo  y la discriminación racial en Cuba, sino solo los “esquiroles”, la “quinta columna” de la política actual de Estados Unidos contra Cuba, en el contexto interno.

Para estos señores, sus afinidades principales, no son entonces con la lucha contra el racismo y la discriminación racial en Cuba, sino con la actual política de Estados Unidos contra Cuba,  tomando la cuestión racial solo como simple “sombrilla”  o cobertura. Pues creo que  estos señores, son lo suficientemente inteligentes como para haberse percatado, hace mucho tiempo ya, de que su tesis acerca de que la cuestión racial cubana podría solucionarse con un “cambio de régimen político en Cuba” que  la misma no se sostiene ni históricamente ni en sentido práctico político.

Estos negros, de la derecha racial, que elevan a la categoría de luchadores contra la discriminación racial en Cuba, a negros que están en las cárceles por cometer delitos, que son aliados de la llamadas Damas de Blanco, que fundan partidos y organizaciones para oponerse al gobierno en Cuba y que se identifican con los intereses de la política norteamericana, para disfrutar el dinero de la AID, deben acabar de exponer a la luz cuáles son sus verdaderas afinidades políticas y no pretender tomar el tema racial como bandera y cobertura de una lucha que de verdad no les pertenece, pues ellos son solo, en última instancia, defensores de que los partidarios del capitalismo vuelvan a dominar en Cuba, ese capitalismo, que nunca hizo nada por los negros y mestizos en la Isla.

Por: Esteban Morales

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s