Sueños que aterrizan

Casi 300 jóvenes de 13 países recibieron los títulos universitarios de médicos comunitarios internacionales, en el acto de la primera promoción de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) de Venezuela, Salvador Allende.

Los egresados —290— proceden de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Nicaragua, Paraguay, Perú, El Salvador, Surinam, Panamá y Uruguay; y denominaron esta graduación Hugo Chávez, en honor a uno de los promotores de este centro, quien lo inauguró en 2007.

Precisamente su nombre y el de Fidel Castro retumbaron con insistencia en distintos momentos de la ceremonia, que contó con la presencia de varias personalidades, incluyendo  a ministros venezolanos, diplomáticos extranjeros y el embajador cubano en Venezuela, Rogelio Polanco.

El presidente Nicolás Maduro, antes de  juramentar solemnemente a los jóvenes, expuso que esta primera graduación de la ELAM venezolana es una de las utopías concretadas hoy «que soñaron dos gigantes»; y materializa uno de los objetivos del Compromiso Sandino, firmado por Chávez y Fidel en 2005, en la provincia cubana de Pinar del Río, para impulsar la Misión Milagro y crear el Programa de Formación de Médicos Latinoamericanos.

«Siento la presencia de la fuerza de Chávez, en sus sonrisas, en sus ojos y en sus lágrimas», dijo el Jefe de Estado a los nuevos médicos, a quienes convocó a ir a los campos y ciudades de sus respectivos países a desarrollar una medicina preventiva, humanista, solidaria e inspirada en los valores que aprendieron en la ELAM.

Maduro dijo que el Comandante Eterno se declaró hijo de Fidel y en consecuencia, imaginó, feliz, este proyecto para la región, donde todavía el término «medicina gratuita para el pueblo» no se ha convertido en una práctica generalizada.

El Jefe de Estado reconoció la inspiración que significó para esta escuela el nacimiento de la ELAM en Cuba en 1999, y alabó los resultados de la Mayor de las Antillas en la salud pública y la educación.

Asimismo, aprovechó la ocasión para anunciar la creación de la Universidad de las Ciencias de la Salud Salvador Allende, en la que estudiarán jóvenes de la Alianza de los Pueblos de Nuestra América (Alba) y otras naciones, pero no solo carreras de Medicina.

Ubicada en Mariche, al este de Caracas (estado de Miranda), la ELAM venezolana, que ahora cuenta con más de 2 000 alumnos de 42 países, es una extensión de la Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas inaugurada por Fidel en Cuba hace casi 14 años. Aunque tiene la denominación de latinoamericana, también acoge a alumnos de naciones del Caribe, África y Asia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s