EN CUBA: FISICA Y POLITICA

Recuerdo que a fines de los años ochenta y principios de los noventa, una época en la cual cambió el mapa político del mundo, hubo en Cuba moderadas turbulencias en círculos intelectuales, culturales y académicos que tuvieron algunos ecos en la escuela de Física de la Universidad de La Habana, ante lo cual alguien razonó: “¿Qué extraño que esos muchachos que viven en un mundo de abstracciones se preocupen por cosas tan mundanas como la política…?”

Un circunstante que como los demás había leído los mismos manuales soviéticos pero los entendió mejor y era más versado en cuestiones filosóficas lo sacó del error:

“La abstracción ▬razonó▬ que encuentra en la Filosofía, las matemáticas y la Física sus campos más propicios, proporciona al pensamiento posibilidades de las que carecen aquellos que viven prisioneros de lo concreto, no rebasan los límites de lo inmediato y de lo sensorial y cuya visión termina en el horizonte…Aunque levante su vuelo al atardecer, ese pensamiento pertenece a hoy…Todo el realismo es conservador, lo cual ▬dicho sea de paso▬ no reivindica la utopía: “La verdad es mezcla”

“Únicamente desde esas alturas pueden plantearse los problemas asociados a la concepción del mundo, el ser, la conciencia social, la democracia y el poder, incluso el papel de las relaciones de producción. Mirando de cerca se perciben los detalles pero se pierde la totalidad y viceversa. Al político le corresponde hacer lo primero y al teórico lo segundo: Carlos Marx era un teórico. 

Cuando aquel hizo una pausa otro lo completó: “Tanto se relacionan la Física con la política ▬añadió▬ que Einstein, el más brillante de todos los físicos, fue un gran pacifista, incursionó tanto en la política que fue él quien escribió a Roosevelt para pedirle que apoyara las investigaciones para crear la bomba atómica, incluso propuso como usarla sugiriendo una demostración intimidatoria…Tan político era que le ofrecieron la presidencia de Israel y tan sabio que la rechazó.

Prácticamente todos los físicos que participaron en el Proyecto Manhattan aprobado por Roosevelt a sugerencias de Einstein, eran socialistas o tenían algún vinculo con el socialismo, incluso algunos de ellos entregaron secretos atómicos a la Unión Soviética que entonces no era enemigo, sino aliada de Estados Unidos, aunque Washington la excluyó de aquellos trabajos a lo cual Stalin no dio la menor importancia.

En aquel contexto, alguien se percató de un dato: “Será por eso que el más prominente disidente soviético, Andrei Sajarov era físico…” “También los es Yuri Orlov” ▬le aclararon▬ pasamos a otro asunto.

En cualquier caso la anécdota entraña una enseñanza que no puede ser omitida y que ilustra acerca de que la política no es solo una profesión ni un asunto asociado solo con el gobierno sino el más amplio de los ámbitos colectivos, el espacio donde tiene lugar el debate social, proceso mediante el cual se generan las metas y las propuestas a las que la sociedad se suma cuando resultan convincentes. Así nació el socialismo, que no emerge de la práctica ni es resultado del desarrollo, sino hijo de una reacción ante el capitalismo salvaje y del pensamiento avanzado.

“La historia ▬comentó un sabio▬ se escribe con pautas situadas fuera de ella. El socialismo es una de esas pautas y, por ser una aspiración formada por intenciones y programas es básicamente ideal. Es tarea de las vanguardias, elaborar y exponer argumentos que hagan visibles esas proyecciones, las conviertan en metas compartidas no sólo para la sociedad, sino también para los individuos, especialmente para los jóvenes, cada uno de los cuales, ha dicho el papa: “Necesita de un proyecto de vida”.

Tal vez por eso no debería subestimarse el papel de los científicos y del pensamiento científico en la política, sobre todo cuando se trata de promover ideas e introducir reformas de la mayor complejidad. Cuanto más sabias son las personas, cuentan con mejores herramientas para aproximarse a los problemas mundanos, entre ellos la política. El proyecto de todos no sustituye al de cada cual, en todo caso: “El todo es la suma de las partes y no al revés. Allá nos vernos.

Por: Jorge Gómez Barata 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s