LA FORMULA DE CHÀVEZ

 El próximo 5 de marzo se cumple un año de la siembra heroica del Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez Frías. En ese marco se está organizando una jornada mundial denominada “Por aquí pasó Chávez”.

¿Cuál es su legado, ¿Cuál ha sido su mensaje?¿Cómo lo hizo? Y lo más importante ¿Por qué sigue vivo?.

Creo que sin duda el Chavismo es hoy día en Venezuela, y muy seguramente en nuestra américa, una doctrina política a la qué podemos aproximarnos desde cuatro ángulos, que además parecen ser dictados por el mismo Comandante a través de las iniciales de su nombre:

Historia, Religión, Conocimiento, Folklore (HRCF)

HISTORIA: Simón Bolívar

Uno de los elementos centrales del pensamiento político del comandante Chávez fue su pasión por la historia, y más aún su empeño en enseñarla, redescubrirla y hacerla atractiva al pueblo de manera didáctica y pedagógica. Esto como punto de partida para la comprensión del proceso histórico social y político de nuestras naciones y forjar a partir de allí, la elevación de la conciencia colectiva y transformadora de la Revolución Bolivariana.

El Comandante Chávez se propuso identificar y restituir la génesis histórica venezolana y latinoamericana con base en el rol protagónico del pueblo. Se trataba de reivindicar la profundidad y razones de dicho proceso emancipador, reconociendo las luchas populares y cuya representación simbólica y de acción sustantiva se concentra en la figura de El Libertador Simón Bolívar y en los héroes y heroínas que en torno a él, escribieron una de las páginas más gloriosas de resistencia y lucha por la libertad, la unidad y la transformación social y moral.

 

RELIGIÓN: Cristo

Nunca faltó en los discursos del Comandante la evocación al cristo redentor, crucificado y resucitado, al cristo en su mensaje liberador, de igualdad y de justicia social, al punto que llegó a decir que la convergencia de todas las misiones sociales darían lugar a la Madre de las Misiones, la Misión Cristo.

El Comandante se refería a la creación del verdadero hombre nuevo, forjado en la doctrina del amor, de la solidaridad, de la paz, de la espiritualidad sobre el materialismo. En fin, en la realización suprema de la sociedad como un espacio de convivencia y valores por la vida. Desde esta perspectiva y articulado con el pensamiento histórico bolivariano, se plantea la generación de las condiciones morales a partir de la reflexión profunda sobre la razón del hombre en la tierra, del ejemplo de la vida de Cristo, sus luchas, sus enseñanzas y su vía crucis en defensa de su idea revolucionaria.

La religión como factor de unificación familiar en la búsqueda de la felicidad del hombre en la tierra, descubriendo con el ejemplo cristiano, de dónde surge y como se garantiza tal felicidad. En ese sentido, la Misión Cristo se propone no sólo el combate sino la erradicación de la pobreza como distorsión y perversión de la vida del hombre en sociedad, y su consecuente creación de antivalores morales, sociales, económicos y políticos.

CONOCIMIENTO: Simón Rodríguez

Explorar las causas y razones de nuestra existencia, las condiciones inmanentes a nuestra identidad social, económica y política para definir el mejor sistema de gobierno, fue una de las más profundas enseñanzas filosóficas del Comandante Chávez. La visión de Simón Rodríguez, de escudriñar en el pensamiento del hombre para transformar su mente conformista y su cultura de la sumisión en una conciencia crítica, de acción transformadora, dieron impulso a una nueva motivación para despejar la duda del hombre en libertad. Aquella frase robinsoniana  “inventamos o erramos”, fue adoptada desde lo más profundo de sus convicciones revolucionarias de creación socio-política.

El ejemplo del Comandante Chávez en su llamado a la lectura, a aprender, a conocer las cosas en todas las dimensiones posibles, a indagar sobre los detalles, las causas y los efectos, las fortalezas y debilidades, su obstinación en planificar hasta los imprevistos, en elevar la educación en todos sus niveles, en dirigir un amplio proceso de transformación cultural y educativo, en garantizar el pensamiento crítico y el debate, caracterizan su doctrina. Pero también en acabar con la exclusión del pensamiento y conocimientos ancestrales desde cuyas raíces y en perfecta armonía con el medio ambiente, revalorizaban y humanizaban el saber originario y popular frente a la avasallante pretensión capitalista del conocimiento “científico tecnológico”. Demostrar, por ejemplo, que en el campo farmacéutico una buena parte del conocimiento científico había sido arrebatado al saber ancestral, nos cambió la manera de concebirnos a nosotros mismos. 

 

FOLCLORE: El Pueblo

El orgullo por nuestras tradiciones, la exaltación de la venezolanidad, de la latinoamericanidad, el reconocimiento y valor de la negritud y el indigenismo como testimonio elevado de nuestra existencia, la representación sociológica de nuestra identidad fundada en esa diversidad que derivó en la más ricas expresiones tradicionales de nuestra cultura a través de la música, manifestaciones artísticas, saberes ancestrales, idiomas originarios y su dignificación cotidiana frente a las imposiciones culturales foráneas, le permitieron permear en el alma y corazones de los pueblos.

No pocas veces vimos al Comandante Chávez recitar, cantar, narrar o declamar hechos y situaciones de diversas regiones de nuestro país y de otros países hermanos.

Reivindicar lo magno de llamarse pueblo, la grandeza de ser humilde, de destacar lo vital del sudor del obrero y del campesino en la construcción de un país, de proyectar la profundidad de la filosofía popular de la cotidianidad, del vivir día a día, de hacernos reencontrar con la esencia de ser nosotros, de reconocernos como miembros de una patria, de una tierra, de una personalidad específica, marcan sin duda, la impronta de su huella y de su grandeza.

La doctrina y el legado del Comandante Chávez apenas comienzan a percibirse en nuestros pueblos y en la discusión social y política alrededor del mundo. Al igual que José Domingo Choquehuanca dijera de Bolívar en Puno en 1825: “Con los siglos crecerá tu gloria como crece la sombra cuando el sol declina”, es indudable que el legado y trascendencia del Comandante Hugo Chávez en nuestra américa y el mundo correrá la misma suerte. Serán las generaciones venideras las que puedan apreciar la magnitud y alcance del pensamiento de Chávez y su contribución en la visualización e inicio de un nuevo ciclo histórico que definitivamente descansará en las espaldas y las conciencias de nuestros pueblos. Siendo así, no sólo diremos y escucharemos que “Por aquí pasó Chávez”…sino que Por aquí seguirá pasando…siempre…

Alexander G. Yánez Deleuze: Embajador de la República Bolivariana de Venezuela en la República del Perú.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s