Bloqueo: cerco al comercio

En cerca de cuatro mil millones de dólares se estiman las afectaciones que de abril del 2013 a junio del 2014 ha experimentado el sector del comercio exterior a causa de la aplicación del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, explicó a la prensa Pedro Luis Pa­drón, director de política comercial con América del Norte del Mi­nis­terio de Comercio Exterior e Inver­sión Extranjera (MINCEX).

Las pérdidas vienen dadas fundamentalmente por ingresos dejados de percibir por exportaciones de bienes y servicios, a lo que se añade el encarecimiento de las operaciones comerciales debido al denominado “riesgo país”, el cual está determinado por la perenne amenaza de sanciones contra aquellos que comercien e inviertan en Cuba.

Otro aspecto que influye son las elevadas sumas adicionales para fletes y seguros, por la prohibición a los barcos de tocar puerto norteamericano, si arriban a nuestras costas; lo cual obliga a operaciones de trasbordo de bienes en puertos de terceras naciones, encareciendo los procesos de exportación/importación.

Desde el punto de vista de las in­versiones, también se dificulta el acceso a las tecnologías y se entorpecen las operaciones financieras. En este sentido, durante el periodo, 27 instituciones bancarias extranjeras han procedido al cierre de cuentas de instituciones bancarias cubanas o la cancelación de claves RMA (Rela­tionship Management Appli­cation: autori­za­ciones que se intercambian con los bancos corresponsales, las cuales permiten filtrar y limitar la mensajería que se recibe y el tipo de mensaje que se envía), en algunos casos sin previo aviso, con operaciones comerciales en pleno trámite.

Asimismo otras se han negado a prestar servicios bancarios o a dar curso a operaciones específicas, así como a tramitar y/o confirmar cartas de crédito. Sobre las apropiaciones de marcas comerciales y patentes cubanas, amparándose en lo dispuesto en la Ley de Seguro contra Riesgos del Terrorismo, aprobada en el 2002 y con vigencia hasta el presente año, Pedro Luis Padrón señaló que es una intención permanente. Cuba, sin embargo, ha respetado todas las obligaciones contraídas en virtud de los instrumentos jurídicos internacionales relacionados con este tema, lo que ha garantizado que más de cinco mil marcas y patentes norteamericanas se beneficien de su registro en el país.

AFECTACIONES TAMBIÉN EN LA INDUSTRIA QUÍMICA
Las presiones que ejerce EE.UU. sobre empresas internacionales y sucursales de empresas norteamericanas en terceros países impiden a Cuba las compras de materia pri­ma, piezas de repuesto y tecnología para asegurar las producciones de cloro, oxígeno, papel y goma, aseguró Al­berto Lage Ramos, vicepresidente primero del Grupo Indus­trial de la Química.

Explicó que la aplicación extraterritorial del bloqueo norteamericano desde hace más de medio siglo obliga al Estado cubano a buscar mercados en naciones de Asia o Europa aumentando los costos de los fletes y el tiempo de llegada a la Isla de los productos.

De no existir tales restricciones el país podría modernizar gran parte de su obsoleta tecnología y elevar la eficiencia en el proceso fabril.

Desde marzo del 2013 hasta abril del 2014 el Grupo Empresarial de la Química sufrió afectaciones valoradas en más de 42 millones de dólares. (Redacción Nacional y con información de la AIN)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s