Alimentar el planeta, energía para la vida

Bajo el lema Alimentar el planeta, energía para la vida, la Exposición Universal de Milán 2015 aborda el complejo y universal tema de la alimentación desde un punto de vista medioambiental, histórico, cultural, antropológico, médico, tecnológico y económico.

Oficialmente inaugurada el 1ro.de mayo y abierta hasta el 31 de octubre próximo (seis meses), la exhibición pretende convertirse en un hito del debate mundial sobre los alimentos y la sostenibilidad. Intenta convertirse en una plataforma para la reflexión e iniciativas de políticas sobre estos sensibles temas.

La Expo de Milán es la segunda Exposición Internacional Registrada (denominada también Exposición Universal para fines de promoción y comunicación), regulada por la Oficina Internacional de Exposiciones (BIE, por sus siglas en inglés), órgano rector mundial creado en París, en 1928, por la Convención Relativa a las Exposiciones Internacionales.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, al dejar inaugurada esta gran muestra internacional, de indudable valor cultural y tecnológico, expresó:

“Hoy es como si Italia estuviera abrazando al mundo”. Todos los expertos que decían nunca lo haremos, esta es la respuesta para ustedes. Me gusta pensar que el mañana comienza hoy”, dijo el estadista de acuerdo con un reporte de las agencias noticiosas Reuters y Europa Press, que también se hicieron eco de ciertas tensiones en la jornada inaugural provocadas por disturbios causados por manifestantes antiglobalización opuestos a la cita.

El recinto de la Expo, ubicado en las afuera de Milán, en la periferia noroeste de esta ciudad de más de un millón de habitantes, abarca un área de 110 hectáreas de superficie, justamente a unos 16 kilómetros del centro de la urbe, junto al municipio de Rho. Dispone de buenas comunicaciones por autopista, ferrocarril y metro con la capital lombarda.

Además de exhibir sus buenas prácticas y sus productos agroalimentarios, los 145 países que participan en el evento, distribuidos a lo largo de los dos ejes principales -Cardo y Decumano- del recinto expositivo, pugnarán por conquistar el paladar de los más de 20 millones de visitantes esperados (en el primer mes ya han visitado la muestra casi dos millones de personas), a través de una variada oferta gastronómica.

También asisten tres organizaciones internacionales, 13 organizaciones de la sociedad civil y cinco pabellones corporativos, en un encuentro que se propone crear consciencia en el visitante sobre el derecho universal a contar con alimentos sanos, inocuos y suficientes y destacar la importancia de la sostenibilidad ambiental, social y económica de la cadena agroalimentaria.

Y es que los recursos y posibilidades que en esta esfera se muestran en la bella capital lombarda contrastan, sin lugar a dudas, con debates en la palestra mundial sobre políticas agrícolas contradictorias y fuertes controversias (por ejemplo sobre el peliagudo asunto de los alimentos transgénicos u organismos genéticamente modificados) y las urgencias y carencias de más de 840 millones de personas que sufren desnutrición crónica en el planeta, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Si esto es así ahora cuando la población mundial llega a más de 7 000 millones, ¿Qué retos enfrentará la Humanidad al alcanzar la cifra de 9 000 millones de personas en el entorno de 2050, según pronósticos? ¿Será posible erradicar el hambre en la tierra durante el siglo XXI? ¿Se pueden producir alimentos nutritivos y suficientes para todos sin destrozar el medio ambiente? Indudablemente que la Exposición Universal Milán 2015 será una ventana para reflexiones e interrogantes.

CUBA A LA EXPO MILÁN 2015

Latinoamérica y el Caribe cuenta con una destacada presencia en la Expo de la capital lombarda, con Brasil, el mayor productor agropecuario de la región. Dispone de un pabellón de 4 133 metros cuadrados con el tema “Alimentando al mundo con soluciones”, mientras que otros participantes lo hacen bajo eslóganes como “Argentina te alimenta”, “La vida crece en Uruguay” o “Un país rico en variedad” de Chile.

Cuba aceptó en el 2012 la invitación oficial cursada por el Gobierno italiano para participar en la Expo Mundial Milán 2015, según fuentes de la Cámara de Comercio de la Isla.

La muestra cubana aborda el tema central de la Expo con la visión cubana, bajo el lema: “Cuba, camino hacia la soberanía alimentaria”.

En el pabellón de la Mayor de las Antillas se trabajó sobre la base de dos de los subtemas de esta muestra internacional: alimentos en las culturas del mundo y grupos étnicos, y la ciencia para la seguridad y calidad alimentaria.

Desde su inauguración el pabellón es visitado diariamente por cientos de personas, quienes degustan la mundialmente conocida coctelería cubana de la mano de dos de los mejores barman del país caribeño.

Los visitantes también pueden adquirir diversas marcas de ron cubano de reconocido prestigio internacional como Habana Club, Caney, Cubay, Santiago y Legendario, así como café, chocolates y variados souvenirs con la imagen de Cuba.

Vitrina arquitectónica de la cultura y tradiciones de la mayor Isla del Caribe, allí también se muestra un país que apuesta por un modelo económico capaz de construir una sociedad socialista próspera y sostenible.

LA RUMBA ASUME PROTAGONISMO

El 6 de junio el pabellón de la nación antillana presentó el tour europeo con la candidatura oficial de la rumba cubana a Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, reconocimiento que otorga la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) a las manifestaciones culturales más significativas.

Con el fin de presentar la campaña y disertar sobre el valor de la rumba, el Conference Center de la Exposición Universal de Milán acogió las intervenciones Miguel Barnet, etnólogo, poeta, escritor y presidente de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), el periodista y crítico de arte Pedro de la Hoz, vicepresidente de la Uneac; e Irma Castillo, directora artística del conjunto rumbero Timbalaye y maestra de danza folclórica graduada en el Instituto Superior de Arte.

El encuentro constituyó toda una lección de antropología, que se transformó en fiesta, que tuvo como protagonista de lujo un toque de rumba en vivo. Después de su presentación en Expo Milán 2015, la Ruta de la Rumba continuará su rumbo por Nápoles, Roma y Madrid.

Además, se aprovechó la presencia de los músicos del grupo Yoruba Andabo, quienes acompañaban a los directivos de la Asociación Timbalaye en la promoción del foro, para presentar dos de los títulos de su repertorio y una demostración de los maestros rumberos presentes, con muy buena aceptación por el público presente en el pabellón.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en América Latina y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s