Extremismo en EEUU mata a más norteamericanos que los yihadistas, según estudio

Noah Nicolaisen, de Charleston, Carolina del Sur, se arrodilla en un monumento improvisado. Foto: David Goldman/ AP

Extremistas estadounidenses mataron a más personas en el país desde el 2001 que los grupos radicales musulmanes, señala hoy un estudio del centro de investigaciónNew America.

Citado por el diario The New York Times el documento precisa que desde el 11 de septiembre de 2001, 48 personas han muerto en Estados Unidos a manos de supremacistas blancos o con ideología contraria al gobierno, mientras 26 personas han perdido la vida a causa de yihadistas o de individuos identificados con alguna causa extremista ligada al Islam.

El asesinato de nueve afroamericanos en una iglesia en Charleston, Carolina del Sur, la semana pasada, por un supremacista blanco es una muestra de este problema que afecta a los estadounidenses.

Según el Times este fue solo el último de una serie de ataques mortales por parte de personas que defienden el odio racial, la hostilidad hacia el gobierno y teorías como las del movimiento “ciudadano soberano”, que niega la legitimidad de la mayoría las leyes.

Estas acciones cobraron la vida de agentes de la policía, miembros de minorías raciales o religiosas y civiles al azar.

Precisa el diario neoyorquino que los extremistas no musulmanes llevaron a cabo 19 ataques de este tipo desde el 11 de septiembre, según el último recuento, compilado por David Sterman, un asociado del programa New America, y supervisado por Peter Bergen, experto en terrorismo.

En comparación, añade, siete ataques mortales fueron ejecutados por militantes islámicos en el mismo período.

Un estudio que saldrá en los próximos días en base a informes de la policía que clasifica las tres mayores amenazas de la violencia extremista, identifica la violencia contra el gobierno en primer lugar con 74 por ciento, mientras solo 34 por ciento se refiere a actos promovidos por al-Qaeda, la red terrorista presunta autora de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Estos estudios no incluyen acciones como la de un cine en Colorado y la masacre en la escuela de Newtown, Connecticut, que costaron más vidas que las ligadas a la ideología, señala el Times.

El periódico refiere una serie de acciones que involucraron a personas vinculadas a ideas neonazis y a grupos supremacistas blancos, que causaron varios muertos en diferentes zonas del país, entre ellas Wisconsin, Nevada y Texas.

Señala que en varias ocasiones desde que el presidente Barack Obama asumió el cargo, los esfuerzos de los organismos gubernamentales para investigar el extremismo de derecha se toparon con la resistencia de los republicanos, quienes alegan que son un intento de desprestigiar a los conservadores.

(Con información de AP)

Lisa Doctor se une a un círculo de oración frente a la Iglesia Emanuel. Foto: David Goldman/ AP

Najee Washington sostiene una foto de su abuela Ethel Lance, una de las nueve personas que murió en el tiroteo del miércoles, mientras posa para un retrato fuera de su casa. Ella "se preocupaba por todo el mundo . Se encargó de personas. "Eso es lo que era y eso es lo que siempre será.". Foto: David Goldman/ AP

Anuncios
Esta entrada fue publicada en América Latina y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s